EKALAVYA

EKALAVYA

Eklavya hace el pago del dakshina cortándose el dedo pulgar de su mano derecha, y ofreciéndoselo al guru.

Ekalavya ( एकलव्य, ékalaiva) es un personaje de la historia El Mahābhārata. Era un joven príncipe de Nishadha, una confederación de tribus de la jungla en la Antigua India. Era hijo de Vyatraj Hiranyadhanus. Ekalavya deseaba estudiar arquería en el gurukul del Guru Drona.

Eklavya es reconocido como uno de los grandes reyes en el Starbharata Yajna donde se enaltece a sí mismo con sus zapatos. A pesar de no tener su pulgar derecho, se lo reconocía como un arquero muy poderoso y conductor de carruajes.​

Juventud

En el Mahabharata, se indica que Eklaivan era hijo de Hiranyadhanus, quien era el comandante del ejército del rey Jarasandha y líder de los Nishadhas. Ekalavya se acercó a Drona para pedirle que le enseñara las artes de la guerra, especialmente arquería, pero Drona lo rechazó ya que le había prometido a Arjuna convertirlo en el mejor arquero y además Ekalavya no provenía de una familia de guerreros.

Autoaprendizaje

Aunque muy herido a causa del rechazo de Drona, Eklaivan no se dio por vencido en su deseo de aprender el manejo el arco. Una vez se escondió en el bosque mientras el guru Drona le enseñaba a los hermanos Kaurava y Pandava el manejo del arco, luego que ellos se fueron hacia el ashram, Ekalaivya recogió el barro por donde el Guru había transitado, como un gesto simbolizando el deseo de seguir sus pasos y adquirir su cnocimiento, posteriormente fue al bosque y construyó una estatua de Drona bajo un árbol muy grande. Ekalaivya comenzó un riguroso plan de autoaprendizaje que se extendió por varios años. Al cabo de un tiempo, Eklaivan se convirtió en un arquero de excepcional habilidad, sobrepasando a Arjuna que era el mejor alumno de Drona. Para Eklaivan la estatua era su guru y todos los días practicaba frente a ella .

Dakshina para el Guru

Un día cuando Drona y sus alumnos se adentraban en el bosque, Arjuna vio que un perro no podía ladrar ya que una jaula formada con flechas en y alrededor de su boca se lo impedía. La jaula no le producía daño alguno al perro, pero no le permitía ladrar. Drona estaba maravillado, pero también nervioso: le había prometido a Arjuna que lo convertiría en el mejor arquero del mundo. Drona y sus alumnos investigaron, y encontraron a Eklaivan. Al ver a Drona, Eklaivan se dirigió ante él y se inclinó en señal de respeto.

Drona le pregunta a Eklaivan donde es que ha aprendido arquería. Ekalavya le responde “con usted, Guruji”, y le mostró a Drona su estatua mientras que le explicaba lo que había hecho.

Drona le hizo notar a Eklaivan que para que fuera en verdad su discípulo, Eklaivan debía abonar el dakshina al guru. Prontamente, Eklaivan se ofreció a hacer lo que fuera para Drona. Drona le pide a Eklaivan le entregue el pulgar de su mano derecha. Inicialmente Eklaivan duda y le pide a Drona que confirme su pedido; Drona le confirma el pedido. Sonriendo, Eklaivan se corta el pulgar y se lo da a Drona.

Vida posterior y muerte

Posteriormente, Ekalavya trabajó como arquero del rey Jarasandha. Cuando Jarasandha planificó el sitio de Mathura, Eklavya le prestó su ayuda como arquero. Eklavya también ayudó a Jarasandha y Shishupala persiguiendo a Rukmini cuando ella se escapa para tener un amorío con Krishna. Luego de ser despedido por Jarasandha, Ekalavya buscó vengarse luchando para destruir a Kuntibhoja y todos los Yadava en Dwarka. Durante el ataque, fue tajeado por Krishna.

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *