CUERPO ASTRAL

CUERPO ASTRAL

Cuerpo astral o cuerpo sutil es postulado por algunas filosofías como un elemento intermedio entre el alma inteligente y el cuerpo físico. En su origen más antiguo esta idea deriva del platonismo que se refiere a un plano astral consistente en la astrología planetaria. Posteriormente, la teosofía y el rosacrucismo moderno del siglo XIX adoptarían el término.

El concepto de cuerpo astral tiene sus raíces en los recuentos del más allá comunes a todas las religiones​ y en los cuales después de la muerte el alma inicia un viaje ascendente descrito con términos como éxtasis, místical y experiencias fuera del cuerpo.

Este viajero espiritual abandona su cuerpo físico para utilizar su cuerpo astral o cuerpo sutil hacia reinos superiores.3​ En este contexto la idea de cielos, infiernos y purgatorios descritos por innumerables religiones pueden ser entendidas a su vez como fenómenos astrales.1​ En parapsicología, el cuerpo astral es definido como una experiencia de apariciones y por lo tanto es descrita como el Comentario al Sueño de Escipión de Cicerón.

Sinónimos

El concepto de cuerpo astral tiene varios sinónimos:

astral

cuerpo etéreo

cuerpo lunar

doble astral

sombra astral

linga-sarira (‘cuerpo simbólico’ en idioma sánscrito, siendo lingam: ‘símbolo’, y śarīra: ‘cuerpo’)

El cuerpo astral en la antigüedad

En la antigua civilización egipcia se llamaba ka o ‘doble’.

En la Grecia antigua se llamaba eidolon, confuso concepto entre cuerpo vital invisible y doble del cuerpo de carne, con una forma análoga a este.

El concepto literario del Doppelgänger (‘doble’ en idioma alemán) no se corresponde con el de cuerpo astral.

En la alquimia, el cuerpo astral estaba en relación con el elemento “aire”.

El cuerpo astral en la teosofía

Según la teósofa ucraniana Madame Blavatsky (1831-1891), el astral era el asiento de la psique humana, los instintos, las emociones, las pasiones y los sentimientos. Según sus libros, el cuerpo astral puede afectar por somatización el vehículo físico y el vehículo energético o vital (llamado praná en la teosofía, y considerado de alguna manera diferente del cuerpo astral).[cita requerida]

Constitución septenaria en el ser humano

En el marco de la teosofía, el astral era el quinto principio de la constitución septenaria del ser humano:

Tríada superior

atma

budhi

manas

Cuaternario o personalidad

kama-manas

astral

prana

cuerpo eterofísico

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *